jueves, 20 de noviembre de 2014

Pensadores y superhéroes

No, no vamos a volver a recomendar una vez más la obra Los superhéroes y la filosofía (aunque resulta tan amena que podríamos hacerlo muchas veces), pero casualmente este post va de grandes pensadores y de superhéroes. Tal vez, porque definirse como librepensador en nuestra época, más allá de la mera etiqueta requiera de esfuerzo superheróico ante el machaque de discursos únicos con que nos martillean los medios.

Aunque en la historia de la evolución la humanidad ocupa un tiempo tan diminuto, al homo sapiens le ha dado tiempo para acumular tal cantidad de conocimientos, que para cada nueva generación ponerse al día, requiere de un esfuerzo propio de un superhéroe. Tal vez sea por eso que los grandes medios de masas (la televisión, ahora internet) se vuelquen tanto al entretenimiento de encefalograma plano, desperdiciando su potencial divulgativo.

Por eso resultan tan gratificantes y necesarias iniciativas como la de la Open University del Reino Unido, que en colaboración con locutores de la BBC Radio 4, han lanzado una serie de vídeos en línea con marcado carácter pedagógico.

Las ideas filosóficas más complejas se escenifican en vídeos animados de pocos minutos, con los que cualquier neófito en la materia puede hacerse una idea del pensamiento de figuras claves de la cultura occidental. Desde la neurociencia, la teología, la filosofía moral a las teorías feministas; los vídeos ayudan a hacerse una idea rápida; que a los más academicistas es probable que no termine de convencer, dada la obligada sintetización de contenidos. Pese a las objeciones que puedan hacerse, acercar la historia de las ideas a las generaciones abducidas por lo audiovisual es todo un logro.

Este didactismo es precisamente al que debemos volcarnos las bibliotecas públicas en la actualidad más que nunca. Como bien indica Javier Celaya en la entrevista que ha publicado Infobibliotecas, las bibliotecas debemos ser creadores de contenidos; y nadie mejor que los bien adiestrados profesionales bibliotecarios, para sintetizar los conocimientos, y servirlos de manera ágil, interesante y amena.
 

Y es que como reza el texto que presenta al diseñador Fernando Aliaga (protagonista este mes de nuestra Pasarela BRMU): sin referentes no somos nada. Por eso, engalanamos el post con la obra del fotógrafo Sacha Goldberger, que ha revestido a unos representantes tan emblemáticos de la cultura popular como son los superhéroes, de un aire de respetabilidad cultural al retratarlos al modo del siglo XVI. Los símbolos de la cultura de masas hollando una vez más las señas de identidad de la alta cultura. Malos tiempos para las élites culturales.

Y cerramos con el reader's digest en movimiento de las teorías feministas de Simone de Beauvoir. No tiene subtítulos (ojalá algún alma caritativa se decida a subtitular la serie de vídeos) pero con un poco de inglés que se sepa, y siguiendo las imágenes, se puede interpretar bastante bien.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Superhéroe y superwoman, acaso es una fantasía o quizá en los tiempos que corren hay más de los que a simple vista parece. Son héroes discretos que huyen de la notoriedad pero gracias a su esfuerzo la sociedad resulta ser más amable y confortable.

En cuanto al video tiene muy buena pinta, pero se me escapan muchos matices, el inglés sigue siendo mi asignatura pendiente, en esto soy muy Simone Beauvoir quizá si hubiese sido en francés ....

El blog de la BRMU dijo...

Ojalá alguno de esos héroes anónimos a los que te refieres, se decide a subtitularlos. Para eso no hacen falta superpoderes pero nos haría felices a muchos.

Anónimo dijo...

Excelente la elección de Simone de Beauvoir, figura clave en el desarrollo de los movimientos feninistas, una gran intelectual y filosofa, del siglo pasado. Hoy en día la visión del feminismo ha superado ciertos aspectos proclamados por idearios radicales. Las mujeres no renunciamos a nada de nuestra configuración femenina, ni mucho menos a la maternidad, es reivindicamos ese derecho fundamental en la condición femenina, ahora bien necesitamos de hombres que estén a la altura para aceptar su función de compañeras en esta gran travesía que es la vida. Se hace necesaria que la sociedad asuma la conciliación familiar y laboral como una conquista de la evolución cultural. Simone de Beauvoir nos abrio los ojos en muchos aspectos pero le falto el valor para asumir que la maternidad es un valor a defender como una necesidad física y emocional en el universo de la mujer.

El blog de la BRMU dijo...

Estupendo complemento-reflexión al post. El feminismo afortunadamente en el mundo occidental está sacudiéndose muchos clichés del pasado, y se reformula con cuestiones realmente interesantes. Tras unos años de desapego y confusion respecto a lo que realmente significa este movimiento, nuevas voces de las generaciones más jóvenes están retomando los principios de este movimiento que implican avances, y no simplemente confrontaciones. Y estas reflexiones ayudan no sólo a las mujeres, sino también a los hombres.

El feminismo bien entendido nos ayuda a todos, porque nos permite vivir en una sociedad más igualitaria; y eso siempre es beneficioso para todos.