martes, 29 de julio de 2014

Versos en la piel y en la garganta

Ute Lemper, la Lola-Lola del siglo XXI
En la programación de otoño del Teatro Circo de Murcia, entre las muchas actuaciones interesantes previstas (no perderse El intérprete), se incluye una actuación de la fantástica Ute Lemper.

Disfrutar en vivo de esta showoman alemana; es una de esas experiencias escénicas que ningún amante del teatro debería ahorrarse.

Lemper es digna heredera de los grandes mitos del pasado, del cabaret de entreguerras berlinés, de esas vanguardias europeas de principios del XX a las que ella da continuidad invocando con su voz y presencia escénica, lo mismo a Marlene Dietrich, que a Edith Piaf, Kurt Weill o Bob Fosse:



En esta ocasión su nuevo espectáculo tiene un fuerte componente literario, el de su último disco en el que ha musicado poemas de Pablo Neruda. Y ahora que la poesía está de moda gracias a las redes sociales, y hasta los jóvenes se tatúan los versos en su piel, según nos cuenta este artículo de Babelia; resulta una excusa tan buena como cualquier otra, para lanzarnos a una retrospectiva de una tendencia musical en las décadas de los 60 y 70 de la música popular española: los discos basados en poemas.

Para algunos, una excusa para dotar de respetabilidad cultural a la música popular: para otros, una proclama ideológica de la pana más rancia; y para el resto, una magnífica manera de memorizar el poemario en castellano. Los resultados, como en todo, fueron dispares. Pero para toda una generación, los poemas de Machado, Miguel Hernández, Rafael Alberti, Mario Benedetti o García Lorca, entre otros, se quedaron prendados de su memoria gracias a voces como las de Serrat, Ana Belén, Nacha Guevara, Rosa León, Paco Ibáñez, Luis Eduardo Aute, etc...

El mítico espectáculo de Nacha Guevara en los 70, en el que incluía
poemas de Mario Benedetti

Y como precisamente, también en la programación del Teatro Circo para este otoño, se incluye la obra de teatro de Vargas Llosa: Kathie y el hipopótamo, interpretada por Ana Belén y nuestro paisano, Ginés García Millán,  nada mejor que recrearnos con la versión musicada del poema de Lorca: Romance sonámbulo. 

Ana Belén, Manzanita, y Lola Flores sentada detrás, esperando para interpretar Anda jaleo. Todo un testimonio de una función única que se celebró en el año 1984, para celebrar el 50º aniversario del estreno de Yerma. La crónica en El País de la época no tiene desperdicio, en ella se constata ese desprecio latente que la escena cultural de la primera democracia sentía hacia las folclóricas. Afortunadamente, figuras como Carlos Saura, pocos años después, pusieron las cosas en su justo lugar, con películas que ayudaron a desideologizar lo folclórico:




Décadas después, la misma Ana Belén, dedicó todo un disco a los poema de Lorca, demostrando que no perdía vigencia el abordar a los poetas desde la música ligera. Aunque uno de los poemas cantados por la intérprete que ha quedado como un clásico, fue el de: España, camisa blanca de mi esperanza. Un poema atribuído a Blas de Otero, cosa que no es cierta, puesto que la única frase que el verdadero autor de letra y música, Víctor Manuel, tomó de Otero, fue la de "camisa blanca de mi esperanza". En cualquier caso, resulta interesante escuchar atentamente sus versos, y comprobar lo ajustados que le siguen quedando a nuestra actualidad.

Aunque si nos remontamos a los 70, si hubo un cantautor cuyos discos dedicados a poetas se convirtieron en auténticos superventas (qué marciano suena algo así en los tiempos post-OT), ese fue Serrat con sus discos dedicados a Miguel Hernández, y sobre todo, a Antonio Machado.

Los versos de Cantares o la Saeta son casi inseparables de la voz de Serrat para varias generaciones; pero sin duda el tema por el que Serrat ha quedado como un gigante de nuestra música (mejor tema pop de la historia de la música española) es Mediterráneo. Un auténtico poema cantado y escrito por él, que como era de esperar, sigue enamorando a las nuevas generaciones. De ahí esta respetuosa versión que el grupo zaragozano Tachenko le dedicó en uno de sus últimos discos:





Luis Alberto de Cuenca visto por José David
Morales para nuestra Brújula para tebeos

Pero desde luego, no han sido sólo los cantautores los que se han inspirado en la poesía. El roquero español más incorruptible, Loquillo, le dedicó un disco a los poemas de su amigo Luis Alberto de Cuenca. Su single de lanzamiento fue este Políticamente incorrecto, que para muchos era el complemento poético-musical ideal a enfrentar a los homenajes de los cantautores de los 70.

Una pena perderse en tanto vericueto ideológico, cuando hay buena poesía de por medio, venga de donde venga, y denuncie lo que denuncie.




Iggy Pop junto a Houllebecq
También desde el frente del rock, la iguana Iggy Pop con su disco Preliminaires, no publicó exactamente un disco de poesía, pero desveló su lado más lírico gracias al iconoclasta Michel Houllebecq, que le llevó a recuperar clásicos franceses y jazzísticos, muy lejanos de su contrastada autoridad punk. La llamada reina del punk, Nina Hagen, se le adelantó unas décadas, musicando al mismísimo Goethe y su bello poema Gretchen.




Y podríamos seguir (y no decimos que no vayamos a hacerlo) repasando los puentes que desde la música popular se han tendido a la poesía; pero de momento aquí nos quedamos, esta vez oteando desde el skyline de Nueva York.

La cavernosa voz del trovador, galardonado con un Príncipe de
Asturias, Leonard Cohen, nos traduce maravillosamente a la lengua de Shakespeare un vals, en un tema que no entiende de tendencias ideológicas, sólo de versos y rimas lorquianas:


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Extraordinaria antología. No puedo decir otra cosa.

Echo de menos, eso sí, a Paco Ibañez, supongo que tendrá carga ideológica, supongo, pero yo lo descubrí preadolescente por mis hermanos. Yo no entendía de ideología pero algo de poesía, de la primaria, de la que te embelesa, de la que te eriza, de la que te hace despertar hacia lo sensible. Fue mi primera aproximación a Quevedo, Góngora, Machado, Lorca, etc, etc.

Luego llegó Serrat, Loquillo, Victor Manuel, Antonio Vega, Juan Perro, Sabina, Leonard Cohen, Coldplay, etc, etc.....

Porque la poesía es poesía y el formato es lo de menos. NO cabe prejuicios en este terreno ni tampoco ideologías.

Para terminar os dejo con Quevedo tan vigente, tan poético, tan auténtico.

http://www.youtube.com/watch?v=DSyXQA4QiTw


El blog de la BRMU dijo...

Hemos citado a Paco Ibáñez, pero de pasada, había tantos que necesitaríamos más posts sobre el tema. Y en cuanto a la ideología, no hay problema, la poesía puede ser un arma política de lo más precisa a la hora de transmitir mensajes. Mientras que se use honestamente, y por encima de todo, que sea buena poesía.

Anónimo dijo...

Yo estoy flipando con este post, aparte de que desde hoy voy a empezar a ahorrar para no perderme la performance de Ute Lemper.

Por último os dejo con algo de poesía esta vez en francés, según dicen es el idioma de amor, o de la poesía.

http://www.youtube.com/watch?v=dSfc662vXZU

El blog de la BRMU dijo...

Muchísimas gracias, y no te olvides de El intérprete de Asier Etxeandía, otro lujo en la programación de nuestro estupendo Teatro Circo.