martes, 12 de mayo de 2015

Pasarela BRMU: Carmen Ramil



"Una noción de que un periodo de tiempo diferente, es mejor que el que estamos viviendo. Es una falla en la imaginación romántica de esas personas, que encuentran difícil lidiar con el presente."

El protagonista de la deliciosa comedia de Woody Allen, Medianoche en París (2011), pronuncia esta reflexión una vez asume que su deseo de vivir en otra época, no es más que una excusa para huir del presente. Y esa huída, bien es sabido, nunca lleva a ninguna parte.





La nostalgia por un tiempo no vivido puede llegar a ensimismarnos, a engañarnos, haciéndonos desear un mundo que, en realidad, nunca existió. En cambio, inspirarse en el pasado para rescatar lo que de bueno tuvo, lo positivo y bello que merece la pena conservar, y así enriquecer nuestro presente, sólo puede significar evolución.

La encargada de clausurar nuestra Pasarela BRMU es Carmen Ramil. Sus diseños de accesorios y prendas reinterpretadas según los cánones de los años 20 y 30 del siglo XX, nos invitan a progresar. A recoger el testigo de un estilo inconfundible, y a proyectarlo en el tiempo que estamos viviendo.

En su atelier no se evoca al pasado, se le hace presente. Cada vez que Ramil rescata una prenda antigua, y la reinterpreta con ilustraciones que remiten a la estética de aquellos años, nos está hablando en realidad de futuro. Del futuro en el que soñaban los contemporáneos de aquel convulso momento histórico, y que ahora nosotros representamos, en un tiempo, que guarda no pocas similitudes con aquel.





El conocido como período de entreguerras, fue un tiempo de inflexión estética y social que definiría al mundo venidero; y la selección de novelas, películas, cómics o música que forman parte de esta Pasarela BRMU/Carmen Ramil dan buena cuenta de ello.

Desde el París de las vanguardias al noctámbulo Berlín, del Madrid de la sicalipsis al violento Chicago; de los gánsteres a las flappers, de los cabarés a los salones art decó, de las buhardillas a los clubes de jazz. Toda una selección de lujo de cara al verano, para recrearnos en una época cuyo encanto no caduca.



La necesaria frivolidad de aquellos años, fue un logro para Occidente tras muchos siglos de avances; y gracias a las creaciones de Carmen Ramil, ahora podemos mirarnos en la alegría y la osadía de nuestros antepasados, para encarar con el mejor ánimo posible este cambio de época que estamos viviendo.

Ropa ilustrada para clausurar nuestra Pasarela BRMU 2014-15, no cabía mejor concepto para lo que hemos pretendido con esta cuarta acción artístico-bibliotecaria. Evidenciar las conexiones entre moda, literatura, pensamiento, cine, música o cómics; y así demostrar que cualquier disciplina creativa tiene sentido en una biblioteca del siglo XXI.



Boceto de Carmen Ramil para Pasarela BRMU



Agradecimiento: a Fina Hermosilla por su generosidad, sin su ayuda esta Pasarela BRMU/Carmen Ramil habría sido imposible de llevar a cabo.