martes, 29 de marzo de 2011

1 libro 1 euro


Piratería, derechos de autor, ley Sinde, Twiter y Alejandro Sanz se mezclan en un polémico cóctel en esta noticia. Todo partió del desafío hecho a través de Twiter por parte del cantante Alejandro Sanz (Madrid, 1968) al escritor Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977). En un tweet el autor de Corazón partío, retaba al escritor a raíz de un artículo publicado por aquel y titulado: La piratería no existe, a que publicara su obra en Internet y renunciara a sus derechos de autor.

Dicho y hecho, el autor madrileño colgó su novela de intriga Espía de Dios y lo único que pidió es que se pagara un euro por cada descarga a la ONG Save the children. El resultado fueron más de 4.000 euros en las primeras horas en que se colgó la novela en la Red. El efecto como cabía esperar en todo fenómeno que se desata teniendo a famosos y redes sociales de por medio, ha ido in crescendo entre partidarios de la lucha contra la piratería y contrarios a la ley Sinde, enconando un debate ya de por sí bastante candente.

En esta caso la polémica ha tenido un efecto positivo como ha sido la creación del movimiento 1 libro 1 euro, al que otros autores han manifestado que van a dar su apoyo ofreciendo sus obras a través de Internet. Pero sería deseable que surgiesen menos polémicas y más debate y reflexión en torno a estas cuestiones, que no se demonizasen ni a unos ni a otros, y que el equilibrio entre acceso a la cultura y derechos de autor fuera beneficioso para todos.