lunes, 14 de marzo de 2011

Bibliotecas y e-books: una alianza irresistible


En el proceloso mundo en el que está surgiendo el e-book, las relaciones entre editoriales y bibliotecas están entrando en terrenos hasta ahora inéditos. Lo último, la polémica surgida en Estados Unidos ante la decisión de la editorial Harper Collins de limitar la venta de libros electrónicos a las bibliotecas. Tal limitación supondría que el número de préstamos que la biblioteca puede realizar sería de 26, y una vez agotado el cupo, tendría que volver a pagar el material. Todo ello motivado por la idea de que el ebook tendrá una demanda de préstamo mucho mayor que el libro convencional, lo cual sitúa a las bibliotecas como instituciones muy deseadas por parte del público, que preferirá la facilidad del préstamo habitual de las bibliotecas sin ni siquiera desplazarse a sus instalaciones. Ello supondría una disminución en las ventas de e-books por parte de las editoriales, ya que el lector que opte por la compra, siempre preferirá el formato impreso frente al digital. El debate está al rojo vivo, por lo que el siguiente artículo del Laboratorio de la lectura de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez resulta interesantísimo para quien esté interesado en vislumbrar por dónde pueden desarrollarse los acontecimientos.