martes, 17 de marzo de 2015

Ciencia-fricción bibliotecaria

Predator versus Alien jugando al ajedrez en la biblioteca


Ante ciertas noticias uno siempre se debate entre la hilaridad o la perplejidad. No es que vayamos a dudar de la seriedad como medio del rotativo británico The independent  (pese a que no poner en cuarentena las noticias que nos llegan en la era Internet, resulte toda una temeridad) no es un medio que esté considerado ni muchísimo menos, al nivel sensacionalista de, por ejemplo, los medios del "mafioso" James Murdoch. Pero la encuesta que acaba de publicar sobre cuáles son los trabajos más deseados por los británicos, nos suena un poco a ciencia-ficción, por no decir que a ciencia-fricción, por lo antagónica que resulta al contrastarla con la realidad.

El medio en cuestión se hace eco de una encuesta (¿qué sería de los medios y de este blog sin los tan socorridos estudios/encuestas/informes?) de la empresa de investigación de mercados Yougov. Según dicha encuesta llevada a cabo por dicha empresa entre más de 14.000 británicos, los trabajos más deseados por los siempre desconcertantes British son en este orden: escritor, bibliotecario y académico.

WTF?? que dirían los angloparlantes malhablados. Resulta que en el país que ha visto desaparecer muchas de sus bibliotecas durante los últimos años de crisis, que ha convertido a los voluntarios en los voluntariosos, valga la redundancia, sustitutos de los profesionales bibliotecarios (haciendo felices a los políticos que así se ahorran los sueldos de personal cualificado), y que ha dejado tocado de muerte al antaño magnífico sistema bibliotecario británico: ¿sus ciudadanos sueñan con ser bibliotecarios?

Encuentros accidentados en la tercera fase con la biblioteca

No sabemos muy bien qué detalle no alcanzamos a captar que dé algún sentido a esta noticia (y mira que en este blog cual agentes de Expediente X, rizamos el rizo cuando se trata de inventarnos explicaciones rocambolescas), pero en este caso no llegamos a explicación alguna. La razón que da el mencionado periódico para justificar estas aspiraciones laborales de los británicos, remite al aura de prestigio que da una carrera dedicada a la escritura, o la cultura en general. Pero como creerse algo es muchas veces simple cuestión de voluntad, en este caso nos lo queremos creer, porque nos parece de lo más esperanzador.


Tropa imperial culturizándose


Por contraste, en Francia, el país en el que se miraban durante décadas los españoles con aspiraciones de construir un país verdaderamente culto: el escritor Patricio Pron, en el semanario de El País de este domingo, nos inquieta hablándonos de los "biblioclastas". Según la noticia que recoge Pron en su columna Los destructores de libros, en las revueltas callejeras que se han dado durante los últimos años en suburbios de diversas ciudades francesas, se llegaron a quemar 72 bibliotecas públicas. La explicación que un joven magrebí daba a tal encono no puede resultar más desalentadora:

"Las bibliotecas están allí para adormecernos, para que nos quedemos tranquilos leyendo cuentos de hadas. No necesitamos libros, necesitamos trabajo"

¿Qué pasaría por su cabeza para asociar la cultura con la alienación?, ¿qué tiene que ver el tocino con la velocidad? Resulta llamativo que el joven vándalo no culpe a Internet, ni a la televisión por su efecto adormidera; sin duda las bibliotecas le resultaban más tangibles y cercanas para ser víctimas de sus ansias de destrucción.

El artista urbano Bansky en su nueva acción en la franja de Gaza ha dejado la imagen perfecta para servir de metáfora del momento que estamos viviendo. Un gatito sobre los escombros de Gaza, un lindo gatito como los que proliferan por las redes sociales, y cada vez ocupan más espacio en los hipotéticamente serios informativos, compartiendo titulares casi sin solución de continuidad con la última masacre, o el último bombardeo. Vivimos en un mundo loco, loco, loco que decía aquella película de los 60, pero nosotros en la BRMU, pese a todo, tenemos motivos para conservar la esperanza.

Es difícil saber cuáles serán sus pasos profesionales finalmente, pero de momento el equipo de alumnos en prácticas que han elegido este año a la Biblioteca Regional como destino, no han podido más que elevarnos la moral, y reafirmarnos en que las bibliotecas con gente así tendrían mucho futuro. Lucía, Paula, Chiqui, Vanessa y Julio han puesto ganas, entusiasmo y profesionalidad. Si realmente, como sostiene la encuesta, los británicos ven con tan buenos ojos la profesión bibliotecaria, con nuestro equipo de alumnos no resultaría tan descabellado que algo así llegase a pasar también en nuestro país.

Sólo falta Julio en la foto para completar a un equipo con el que
cualquier biblioteca tendría futuro

5 comentarios:

ana reviejo gómez dijo...

Jajajaja, quizá el camino equivocado es buscar una solución razonada. Dentro y fuera de España, las denuncias de precariedad y malas prácticas laborales se acumulan en grandes empresas como Inditex, Ikea o Mercadona. Sin embargo, una encuesta de Adecco para el Día de la Felicidad -http://goo.gl/mBX9Ce-muestra que los trabajadores prefieren a los dueños de esas empresas, y por ese orden, como "jefe ideal". Decía Terry Pratchett: "la lógica es maravillosa, pero a veces obtienes mejores resultados pensando". Pues eso: pensemos.

El blog de la BRMU dijo...

Exacto, pensemos, y para pensar bien primero leamos, escuchemos y aprendamos a observar. Todo junto nos llevará a un pensamiento más productivo.

Al comienzo de esta agónica crisis, (allá por el 2011) ya nos hicimos eco de otra encuesta pintoresca (en el post: http://brmu.blogspot.com.es/2011/08/soy-bibliotecario-soy-feliz.html), según la cual si eras bibliotecario y murciano tenías todas las papeletas para ser feliz. Sería interesante que la repitieran ahora, a ver qué conclusiones se sacaban.

¡Cuánto tiempo Ana! Encantados de tu comentario.

Josefa Olmos Ortín dijo...

Es cierto que hemos puesto ganas, entusiasmo y atención en aprender, pero el secreto de nuestra Biblioteca es la actitud de todo el personal que colabora en ella, eso es lo que me llevo interiorizado.

El blog de la BRMU dijo...

Pues entonces Josefa algo hemos hecho bien. Y en este caso ha sido recíproco, vuestra actitud ha sido de las que motivan, tras años de una plantilla menguante, y sin becas, ni contratos que llevasen adelante los proyectos que antes podíamos desarrollar, vuestro equipo ha sido toda una bocanada de aire fresco. Gracias por todo, y aquí tenéis más que nunca a vuestra biblioteca.

Blogger dijo...

SwagBucks is the biggest get-paid-to site.