jueves, 22 de marzo de 2012

BRMU Bizarra


Jeff Koons y Cicciolina, ¿alta o baja cultura?

El tándem alta/baja cultura lleva desde finales del XIX centrando muchos debates. Las bibliotecas claramente deben aspirar a convertirse en templos para la alta cultura, pero está claro que su apellido de públicas, les ha hecho (afortunadamente) tener que abrir puertas también a esa otra cultura, para muchos irrelevante.

Máximos representantes del kistch artístíco: Koons y Murakami

Y es aquí cuando entra en escena el bibliotecario y archivero Jim Linderman, que lleva años recopilando esa cultura basura según los parámetros clásicos, pero que aporta muchas de las claves para investigar nuestro tiempo.
Algunas de las imágenes recopiladas por Linderman

Con mucho sentido de la ironía, este bibliotecario recoge en su blog Dull Tool Dim Bulb, desde la historia de un pianista que batió un record tocando 48 horas seguidas sin parar en los años 30, hasta postales del artista folk Albion Clough autoproclamado el “Campeón Mundial de los que odian a las mujeres”, retratos de artistas de circo o vodevil, o las famosas y clandestinas versiones porno de los personajes de cómic conocidas como Biblias de Tijuana.

Todo un maravilloso universo freak, que Linderman acumula en un total de tres blogs en total, y varios libros que lleva publicados, y que incluso ha generado la edición de un disco de gospel antiguo por él recuperado, que hasta estuvo nominado a los Grammy. Coleccionista compulsivo, Linderman deja clara su vocación pop cuando declara que al no tener dinero para coleccionar Warhols, se decidió por perseguir los Warhol de los pobres.


Fotografías incluidas en Vintage Photographs of Arcane Americana

Por nuestra parte, en la Regional, inspirados por la gesta simpar de este bibliotecario, que desde ¡¡ya!!, es nuestro ídolo: vamos a empezar una nueva serie.

BRMU Bizarra (ya teníamos antecedentes en nuestro Pack Bizarro), así bautizamos la serie donde mostraremos las cosas más delirantes que pasen por nuestra manos. Títulos como Tu marido, ese gran desconocido, o la colección de piezas kitsch de nuestro servicio de Coordinación bibliotecaria. Libros, discos, cómics u objetos que recalan en nuestro centro y merecen ver la luz a través de esta nueva serie del blog que promete momentos de lo más divertido. Sigan atentos, más que nunca, a esta pantalla...


Fuente: Revista Ñ