jueves, 8 de marzo de 2012

Atraco azaroso


El que random signifique "al azar" en inglés no resultaba nada fiable. Eso deberíamos haber pensando las bibliotecas cuando adquiríamos las obras editadas por la editorial Random House (casa del azar) que ha decidido duplicar y hasta triplicar el precio de los libros electrónicos vendidos a través de Overdrive, cuando éstos van destinados al préstamo en bibliotecas.

El pingüino ya dejó de querernos, y ahora en la casa del azar tampoco somos bienvenidos. Si hace una semana una biblioteca estadounidense podía adquirir un libro electrónico editado por Random House por 28 dólares, ahora cuesta 84. De esta manera, un libro sobre Eisenhower, que se vendía por 40 dólares, en un día pasó a 120 dólares, mientras que la versión impresa se mantiene en 20 dólares.

La pregunta, aún a riesgo de pecar de ingenuos, sigue siendo la misma: si con los libros impresos no cobraban más a las bibliotecas, ¿por qué con los electrónicos sí?

Fuente: Universo abierto