lunes, 11 de junio de 2012

No seas perro, y lee más


En comparación al resto de países europeos (sobre todo centroeuropeos) el acceso de animales a locales públicos, es bastante restringido en España. Aunque ya hay locales en Murcia (como el restaurante La Casa Vegana, en el que dejan entrar con mascotas) lo normal es que salvando a los perros lazarillos, las mascotas no sean bien vistas.

No sabemos si terminaremos importando estos hábitos, que ya algún usuario nos ha sugerido, y se dejará acceder con mascotas a nuestro centro; pero de momento es poco probable que así sea (al menos, mientras que el civismo de muchos conciudadanos no mejore). En cambio, hay programas en bibliotecas foráneas, que no sería tan difícil ver algún día en las nuestras.

Se trata de los perros bibliotecarios, o más concretamente, de las actividades infantiles de fomento de la lectura gracias a las mascotas. Son muchos y variados los proyectos que aprovechan la complicidad entre niños y perros, para ayudar a aficionarles en la lectura de una manera terapéutica.
El placer de leerle a una mascota al tiempo que juegas y la acaricias, presenta efectos doblemente beneficiosos; y además nos proporciona la excusa perfecta para ofrecer un muestrario de perros lectores, que es el tipo de cucadas que siempre arrasan en Internet, o en los programas de vídeos caseros.