viernes, 8 de abril de 2016

De cameos y viñetas

¿Cómo hacer un cameo en una película que protagonizan ocho náufragos en una barca?: apareciendo en un periódico que hay en la barca. Hitchcock en su cameo más rocambolesco



Si hay un director de cine que hizo de los cameos una de sus señas de identidad, ese fue Alfred Hitcock. Lo que inició como un divertido guiño, terminó volviéndose en su contra: cuando el público estaba más pendiente de cuándo aparecería su oronda figura en pantalla, que en la trama de la película. Tanto fue así, que el cineasta inglés tomó la decisión de aparecer en las primeras escenas, para que una vez cumplido el trámite: los espectadores se centraran en la película.

En el cine, lo de los cameos ha sido desde siempre de lo más habitual. Nuestro Pedro Almodóvar (de rabiosa actualidad cinematográfica y extracinematográfica) siempre ha sido un cultivador de estos guiños en su cine: de su madre o su hermano, a Bimba Bosé o el diseñador David Delfín en su última película. Aunque sin estadísticas que lo corroboren, quizás sea Santiago Segura en su saga Torrente, el que más haya abusado de estas pequeñas bromas.

Almodovar dando instrucciones a Chus Lampreave y a su madre,
para una escena de ¿Qué he hecho yo para merecer esto?



Lo que no ha sido tan habitual es que dichos cameos se den en el cómic. Personajes de cómics inspirados en actores o personas reales siempre han existido; pero que determinados protagonistas de la actualidad pasen a convertirse en personajes de cómic puede servir tanto de homenaje, como de crítica soterrada.

En el caso del añorado y querido Constantino Romero, sin duda el cameo en viñetas se ha hecho desde el cariño. Nuestra compañera Chari (que por mucho que lo disimule, es una bibliofriki de primera) nos ha pasado la noticia sobre el dibujante valenciano Salvador Larroca que rinde homenaje al gran Constantino, convirtiéndolo en personaje del último cómic que de Star wars ha dibujado para la Marvel. La mítica frase de Soy tu padre, pese a la mejora en el nivel de inglés de las nuevas generaciones: quedará para siempre asociada en nuestro país a la voz de Constantino, con lo cual el cameo-homenaje sólo podía ser en un cómic de Star wars.




La periodista Leticia Ortiz en cómic
Otros cameos recientes en viñetas, ya están sujetos a más discusiones sobre el sentido amable o crítico del guiño en cuestión. Desde la aparición de un personaje con los rasgos del polémico tertuliano y director de La Razón: Francisco Maruhenda, en un cómic dibujado por el murcianoDaniel Acuña; pasando por los más lejanos cameos del traje del rey emérito Juan Carlos para vestir al villano de los X-Men, o su nuera y actual reina, Leticia.



Aunque si de dibujantes murcianos de repercusión internacional hablamos, sin duda Salva Espín lleva trufando sus viñetas de referencias de lo más cercanas y reconocibles para cualquier murciano; que lógicamente pasarán desapercibidas para sus jefes en la mítica editorial estadounidense Marvel, para la cual trabaja. Desde situar a los superhéroes de Los exiliados en plena plaza del Cardenal Belluga, a retratar a personajes autóctonos como Superperrete, o a su socio Antonio García en la tienda 7 héroes, cuya fachada también se ha filtrado en más de uno de los cómics dibujados por él. Lo yanqui nunca había resultado tan murciano como ahora.