miércoles, 22 de junio de 2011

Viajes bibliotecarios


Dos bibliotecas de peso, y dos noticias que las unen a través de la “evasión”. Evasión a través de la magia, y evasión a través de sustancias algo más peligrosas.

Arrancamos con la Biblioteca Nacional, entre cuyas actividades se encuentra la exposición La Magia en la BNE (del 15 de junio al 4 de septiembre), en la que se exponen libros antiguos, carteles, juegos, fotografías, grabados y un largo etcétera de obras impresas en torno al ilusionismo y la magia. Libros de ilusionismo, magia y prestidigitación desde 1900, que se distribuyen en catorce secciones (magnetismo, adivinación, hipnotismo, espiritismo, cartomancia...) asegurando un fascinante viaje al mundo del engaño más divertido y asombroso.

Y curiosamente, en otro ilustre centro bibliotecario otra noticia nos acerca a otro tipo de viajes. La Biblioteca Pública de Nueva York ha comprado los archivos de Timothy Leary, el gran defensor de los beneficios del LSD, el ácido lisérgico que tanto predicamento tuvo entre las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo. Dicha colección de valor incalculable para el estudio de la contracultura norteamericana y la cultura pop; incluye documentos de gran interés por los que desfilan figuras tan relevantes de la época, como Cary Grant (gran defensor de los beneficios del LSD antes de que se criminalizase su uso), Jack Kerouac, Allen Ginsberg, John Lennon o Yoko Ono.

Y para ilustrarlo un vídeo claramente lisérgico de uno de los grupos actuales que más está haciendo por mantener el revival psicodélico en alto: MGMT y su Time to pretend: