viernes, 8 de julio de 2011

Extras del Pack Nací en el Mediterráneo





Quizás tendríamos que haber incluido algo de arena en el pack para terminar de ambientarlo, pero aparte de resultar una broma pesada; en ningún pack cabrían las mil sugerencias que este mar suscita con la simple mención de su nombre.

Que si origen de la civilización occidental, que si crisol de culturas, que si la dieta mediterránea, que si bla, bla, bla. Estos extras no pueden ni quieren aspirar a tanto, así que para iniciarlos partimos de su condición de cuna para las tres grandes religiones monoteístas; y así recuperar el genial episodio de la película El sentido de la vida de los Monty Python. Ninguna sátira religiosa había resultado tan musicalmente hollywoodense:



Que un fluido humano sea sagrado puede estar abierto a debate, pero lo que nadie discute cuando se trata de tópicos en torno al Mare Nostrum, es la supuesta sensualidad del carácter mediterráneo. Y de entre todas las imágenes posibles que han encarnado esa sensualidad, que duda cabe que las maggioratas italianas aventajan a todas las demás.

Icono erótico de toda una generación, Sophía Loren fue la mamma, la puta, la barriobajera, la dama o la aventurera. Y en la película Capri, está gozosamente tópica interpretando el Tuo Vuò Fà L´Americano de Renato Carosone (recientemente masacrado en una versión discotequera). Disfrutándola, pareciera que a cada golpe de sus caderas, una escuálida sexsymbol de este nuevo siglo saliera despedida de la pista cual fleco anudado a su cintura:



Y de la mujer mediterránea por antonomasia, a otra mujer; ésta en cambio nada sensual ni cálida, pero igualmente fascinante. Elena Dimitrievna Diakonova nació en la fría estepa rusa, pero su ligazón con Cadaqués la hizo mito mediterráneo por obra y delirio de Dalí. La actriz Silvia Munt dirigió un apasionante documental (Gala) sobre su figura, indagando en los claroscuros de esa relación turbulenta y desquiciada, cuyo último acto se representó bajo la luminosidad de la Costa Brava más bella.

Una Costa Brava que también es colorista y vanguardista escenario para la novela gráfica de Sonia Pulido: Duelo de caracoles, una obra de una calidez intensa que nos bombardea de sensaciones con la composición de cada viñeta. Por contraste, ese mar fulgurante y veraniego se hace obscuro y misterioso cuando abre sus entrañas en el proyecto de Miguelanxo Prado: De profundis, un cómic y película que son el contrapunto perfecto a tanta luminosidad, y nos sumergen en una bellísima historia de aires dalinianos y atlánticos:




Y como tercera en concordia por talento y proyección: la murciana Ana Galvañ que ganó el Creacómic 2010 ilustrando un bello poema del poeta mediterráneo por excelencia: Miguel Hernández, y su Todo es azul, que puede disfrutarse al completo en este enlace. Y como es habitual en estos extras, rizando el rizo, da la coincidencia (¡oh casualidad!) de que Ana Galvañ y Ainhoa Arteta (presente en la banda sonora de De profundis), colaboraron en nuestra segunda Brújula para tebeos.

El Mediterráneo como civilización, como cultura, como modo de vida, y como ejemplo de destrozos medioambientales. Torremolinos en los 70 fue un antecedente para ese urbanismo salvaje que luego vendría, pero la estupenda ópera prima de Pablo Berger, Torremolinos 73, no es ninguna denuncia del ladrillazo, sino una crónica agridulce de la España de la época con unos Javier Cámara y Candela Peña insuperables en sus papeles protagonistas.

Ya va sonando el tarareo con que Serrat cierra el evocador tema que da título a estos extras. Un clásico imprescindible de la música popular de este país, que sigue inspirando a las hornadas más recientes de nuestro pop. Tachenko ha hecho una versión muy respetuosa al espíritu original del tema, con un vídeo que es todo un compendio de la idea de lo mediterráneo; pero la versión flamenca de Lolita en la película Rencor es nuestra favorita, además de que en dicha película sale el Mediterráneo que más nos toca de cerca con la escena en los barros de Lo Pagán.

Pero no va a ser ninguna versión de Serrat el colofón a estos extras. Preferimos recuperar un disco que iba a ir incluido en el Pack Placeres de la carne pero no hubo manera de conseguir. Se trata de Home, obra conjunta del entonces matrimonio formado por Benjamín Biolay y Chiara Mastroianni (no por nada hija de dos mitos mediterráneos como son Marcello Mastroianni y Catherine Deneuve). La balada del mes de junio que así se titula, resume a la perfección el tono que queríamos imprimir a este pack y a su extensión digital en el blog: