viernes, 29 de julio de 2011

Biblioteca al cielo


Los argentinos parece que miran al cielo en lo que se refiere a la lectura y las bibliotecas. Si en Orgullo bibliotecario 8 nos hicimos eco de una Torre de Babel hecha con libros en Buenos Aires, ahora en la misma capital se está celebrando Tecnópolis, una feria tecnológica que combina arte, ciencia y tecnología con una extensión como la ciudad de las ciencias de París.

En dicho evento participa CONABIP (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares) y su instalación es de las más llamativas de este complejo entre parque científico, museo y espectáculo basado en las nuevas tecnologías. Se trata de una biblioteca gigante de 10 metros de altura instalada en el Pabellón de la Imaginación, con la que se pretende sumergir al visitante en una experiencia sensorial que presente a las bibliotecas como lugares dinámicos lejos del estatismo. Y para ello, dicha biblioteca cobra vida ante los visitantes mediante sonidos, músicas, juegos lumínicos, proyecciones y performances mecánicas que hace que los libros se muevan en los anaqueles, y que sirve como símil de los infinitos mundos a los que puede uno asomarse acudiendo a una biblioteca pública. Una experiencia única de la que nos podemos hacer una idea en el vídeo que acompaña esta entrada.

Por concluir con inconfundible lirismo argentino, se podría decir que la biblioteca se alarga en un intento de alcanzar las nubes, en las que a partir de ahora, parece que va a flotar la cultura.