martes, 3 de abril de 2012

SOS Bibliotecas



Hemos hablado mucho últimamente del apoyo por parte de músicos y actores hacia las bibliotecas, en esta época de recortes salvajes para la cultura: pero curiosamente el gremio de escritores, salvo excepciones, ha elevado bien poco la voz por defender a las bibliotecas (¿será porque algunos las consideran equiparables a la piratería?).

En Canadá en cambio una figura de las letras tan respetada como la multipremiada y candidata sucesiva al Nobel: Margaret Atwood, ha protagonizado un fuerte enfrentamiento en los medios contra el alcalde de Toronto,y el concejal que actua como su mano derecha, y que casualmente es su hermano.

Atwood ha instado a la Unión de Escritores de Canadá a apoyar a los bibliotecarios que están en  huelga en protesta por los recortes que sufren las bibliotecas del país. La biblioteca pública como única institución que da un acceso gratuito y universal a la cultura, sin distinción de edades ni estamentos sociales, se encuentra en muchos casos en situaciones críticas, que han llevado a Atwood a expresar a través de la prensa las siguientes palabras:

"No creo que la gente entienda qué es exactamente lo que está en juego. La gente apoya las bibliotecas, pero a veces no entienden que se necesita gente para hacerlas funcionar. Así como se necesitan escritores para escribir nuevos libros" 

Margaret Atwood