lunes, 28 de octubre de 2013

Mi libro me lo robaron...

Extrañas conexiones de este blog: Manolo Escobar y Walter White de Breaking Bad

Para que algo cale de verdad en el imaginario de un pueblo, tiene que coincidir con las claves que lo definen en un momento y lugar precisos, y eso está claro que Manolo Escobar, lo consiguió con creces. Es casi seguro que dentro de algunas generaciones, sus éxitos pervivirán, aunque los jóvenes no sepan ni quien los cantaba. Es lo que tiene la música orgullosamente popular: su simplicidad la hace efectiva y adaptable a cualquier momento o circunstancia. Sin ir más lejos, la letra de su mega hit Mi carro, no puede resultar más apropiada para expresar lo que sentimos los ciudadanos ante la estafa de esta crisis.

La última novela de Guelbenzu
Y precisamente sobre este país, y las esencias patrias, ha hablado el escritor José María Guelbenzu en una entrevista en La razón, de la que han destacado como titular que España sigue siendo un país pirata. Y según la Alianza Internacional de la Propiedad Intelectual, así es, y mucho, aunque afortunadamente un poco menos según los últimos datos.

Las bibliotecas que, ya nos ofrecimos como un método infalible para desintoxicarse de una afición tan nefanda, somos otras perjudicadas. La materia con la que trabajamos es la cultura, y si los creadores no reciben la justa compensación a su trabajo, perdemos todos, y nuestro “negocio” también se irá al traste.

Breaking bad

El gran Lou Reed, 1942-2013
Por eso, las declaraciones de Vince Gilligan, creador de la laureada serie Breaking bad, (con listas de espera a rebosar en nuestra Mediateca) que se ha sincerado diciendo: “que la piratería ayudó a que su serie se hiciera popular, y la vieran personas que nunca la habrían visto”, resultan comprensibles, pero al mismo tiempo entrañan un peligro, por el argumento que brindan a quienes lejos de mantener un debate coherente, esgrimen el derecho de acceso a la cultura como una simple excusa para degradarla, promoviendo el todo gratis.

Como dijo Lou Reed (el poeta eléctrico según el bello artículo que le dedica Diego Manrique) sobre la piratería musical hace tan solo cuatro meses, cuando aún no podíamos imaginar que nos quedase tan poco tiempo que compartir con este artista único: "Tienes la biblioteca mundial. Antes tenías que buscarlo todo por ahí. Pero suena como una mierda"

Roba este libro
En los años de la contracultura en los que inició su carrera Lou Reed, el activista Abbie Hoffman publicó su famoso libro titulado Steal this book, o lo que es lo mismo: Roba este libro. Un contundente alegato anarcocomunista contra la propiedad privada, que numerosas librerías no quisieron en sus estanterías por el fiel seguimiento que algunos clientes hacían del consejo del título.

Ya adelantamos que no está en nuestro catálogo. ¿Cómo íbamos a sobrellevar la contradicción de poner un sistema antihurto a un libro que está pidiéndote que lo robes?, ¿qué argumento iba a esgrimir nuestro personal de seguridad al pillar a un usuario con el libro escondido bajo el abrigo?

Abbie Hoffman expresando lo que pensaría de este blog

Para Hoffman, inevitablemente seríamos unos lacayos del sistema, pero también puede que por su trastorno bipolar, apoyase nuestra cruzada anti-piratería al ver que cada vez que se piratea, en lugar de apoyar a ese escritor, músico o cineasta que nos encanta: estamos engrosando el patrimonio de personajes tan siniestros como Kim Dotcom.

Kim Dotcom, fundador de Megaupload mostrando lo que se consigue
aprovechándose del esfuerzo ajeno

Y precisamente, dentro de unos meses llegará a las pantallas la adaptación cinematográfica del best-seller: La ladrona de libros de Markus Zusak. Este título sí que se encuentra en nuestras colecciones, y tenemos que agradecer que a ninguna de nuestras usuarias le haya dado por emular a la protagonista.

Pero que nadie confunda los términos, en el libro de Zusak, robar libros es un signo de supervivencia, en nuestros días, sólo es un signo de desprecio a los creadores y a la cultura.



3 comentarios:

Jojo Alguazas dijo...

Hay términos intermedios entre retribuir el trabajo de los autores (lógico y evidente) y sobre-pagar por un producto al alcance de cada vez menos personas.

Probablemente fijar un precio razonable y aprovechar las oportunidades de Internet sería mejor solución que intentar una y otra vez luchar contra la "piratería" (si ya pagamos un canon por el acceso a internet, no sé hasta qué punto no se ha pagado ya por las "descargas ilegales")

Jojo Alguazas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El blog de la BRMU dijo...

Totalmente de acuerdo Jojo, la industria tiene que ponerse las pilas para adaptarse a los nuevos tiempos. La celebración del día del cine la pasada semana ha sido todo un ejemplo de que la gente si se proporcionan precios razonables, está deseando consumir películas en un cine.

En el post nos referimos más bien a quienes beneficiamos cuando hacemos descargas ilegales, mientras no se encuentra una solución a este nuevo escenario en el que se mueve la cultura. Y sobre todo, se trata de reivindicar el respeto a los derechos de los autores, por encima de intermediarios.