miércoles, 5 de octubre de 2011

Parole, parole, parole



En el mes de julio, Antonio María Ávila, director ejecutivo de FGEE (Federación de Gremios de Editores de España) ante la brutal caída de la facturación de las editoras españolas, en gran parte motivada por el 43.7 % que las bibliotecas habían dejado de adquirir para sus fondos durante el 2010, decía: “Debería aprobarse una ley de Bibliotecas como existe una Ley del Libro para contener los actuales recortes presupuestarios. Las bibliotecas públicas son centros que se visitan más que los museos y se pueden eliminar otras partidas del gasto público menos importantes para la cultura

Hoy se inaugura Liber 2011, la mayor feria de libro de nuestro país, y la ministra de Cultura González-Sinde pronuncia el discurso de apertura del que todos los medios extraen para sus titulares la siguiente frase: “España saldrá de la crisis gracias a la cultura

La esperanza en que estas palabras no caigan en saco roto es lo último que se pierde; pero inconscientemente la clásica canción de Mina nos resuena en la cabeza…