martes, 18 de octubre de 2011

¿?*** me I'm librarian


Bésame soy bibliotecario/a

Desde hace varios años el (amado y odiado) dj del momento, David Guetta, capitanea unas famosas fiestas veraniegas en la discoteca Pachá de Ibiza, bajo el lema: F*** me I´m famous (un inmenso cartel con la frase te da la bienvenida nada más llegar a la isla). Nosotros estamos obligados a ser más elegantes y correctos, de ahí que parafraseamos la ocurrencia en el título de este post, pero dejamos la primera letra a gusto del consumidor (puede ser la L, de love, o la K, de kiss), pero resulta de lo más oportuna para
reivindicar la supervivencia de las bibliotecas, ahora enlazándola con la música.

Entre las figuras relevantes que están levantando sus voces en contra del cierre de bibliotecas en Inglaterra, se encuentran bastantes músicos y grupos muy conocidos. Pet Shop Boys, Depeche Mode, Nick Cave o Goldfrapp, son algunos de los reputados músicos que se oponen públicamente a la decisión de las autoridades de cerrar bibliotecas; y que están financiando la campaña del dramaturgo Alan Bennett para intentar impedirlo.



Con la estupenda Fonoteca con la que contamos en nuestra biblioteca, no podemos dejar de ser unos melómanos empedernidos, así que el apoyo de figuras de este calibre de la música no deja de emocionarnos. De hecho allá por el 2000, cuando se dispuso al préstamo los fondos de nuestra Mediateca (con la edición de un marcapáginas conmemorativo incluido), un grupo de jazz actuó durante todo el día a las puertas de nuestro centro; y no por nada muchos usuarios nos conocen como la Biblioteca del Zigzag (centro de ocio pegado a nuestro centro en el que se suelen dar conciertos); de ahí a formar parte del showbusiness como Dj bibliotecarios, solo nos queda un paso.

Precisamente en otras latitudes, se evidenció hace poco también esa relación bibliotecas-música. Fue en la Henry Miller Memorial Library, donde el veterano grupo punk-rock Red Hot Chili Peppers presentó su última obra con un concierto. Y es que ya lo decíamos en nuestra entrada Flow bibliotecario: la querencia de los músicos más actuales por las bibliotecas parece algo más que una casualidad, que debemos aprovechar como señuelo. El concepto de biblioteca after va a ser la tendencia bibliotecaria del momento, y si no tiempo al tiempo.
Mientras, nos quedamos con los versos con que se inicia el tema Precious de Depeche Mode: “Cosas preciosas y frágiles, necesitan especial manejo”. Eso es la cultura (y por ende las bibliotecas) ante este vendaval de recortes: cosas preciosas y frágiles que debemos cuidar si de verdad pretendemos ahuyentar a los lobos de la ignorancia y la especulación.