jueves, 23 de febrero de 2012

Cool bibliotecas


Biblioteca de lo más cool


Nuestro radar permanentemente desplegado para detectar proyectos de los que tomar nota (para cuando algún día se puedan poner en marcha nuevos proyectos) ya detectó la idea de los FabLab en Asesinando bibliotecarios, y ahora recogemos otra iniciativa desde la misma ciudad del vicio: Miami.

El vicio en Miami prosigue, más allá de la famosa serie, pero en esta ocasión un vicio muy saludable que se vuelca en las bibliotecas. El laboratorio YouMedia puesto en funcionamiento en la biblioteca del condado de Miami-Dade, está orientado a jóvenes de entre 14 y 19 años, precisamente el segmento de edad más difícil de atraer a la biblioteca. Los reclamos son un espacio amplio equipado con ordenadores, cámaras digitales, micrófonos, videojuegos, Playstation, instrumentos musicales y juegos variados.

Todo este material va acompañado de talleres prácticos para la filmación de películas, producción musical, fotografía, redacción creativa y poesía. Nada especialmente novedoso, ahí están proyectos como la biblioteca Cubit de Zaragoza, la gran actividad desplegada por Alhóndiga Bilbao, o el ejemplo de las bibliotecas nórdicas; pero la apuesta por parte de estos laboratorios (que surgieron en Chicago y van a extenderse por el resto del país) remueve viejos prejuicios bibliotecarios, a la vez que da ideas para la obligada reestructuración de nuestros edificios y servicios.
Sony Crockett y Ricardo Tubbs
en todo su ochentero esplendor

¿Estos laboratorios se pueden seguir llamando biblioteca?, ¿es necesario crear espacios para jóvenes, o deberían integrarse en la oferta adulta de la biblioteca sin más?, ¿rodearles de gadgets tecnológicos va a conseguir atraerles hacia la lectura? Preguntas lanzadas al aire, que cada uno contestará según su concepto de lo que es y debe ser una biblioteca pública.

Lo cierto es que las bibliotecas deberían ser cool para las nuevas generaciones, porque sin ellas poco futuro tendremos; lo malo es que resultar cool en cada momento es tan perecedero como una canción del verano. Por ejemplo lo que molaba en la serie televisiva que todos asociamos a Miami, ahora resulta paleto; en cambio el macarreo elegante del thriller del momento: Drive, y su hipnótica banda sonora con la que cerramos este post, renuevan la estética ochentera marcando tendencia.
Reparto imposible, pero muy cool,  para los X-Men 

Tal vez todo se reduzca a desarrollar la idea de una biblioteca mutante: una institución que tal como uno de los X-Men sea capaz de evolucionar constantemente sin perder nunca su esencia.





Fuente: El nuevo Herald