miércoles, 9 de enero de 2013

¡Esto es la jungla!



Kurtz en las montañas de la
locura
En Apocalipsis Now, el corazón de las tinieblas que Joseph Conrad describió como un viaje a la locura y la barbarie, se hizo carne a través de un ominoso Marlon Brando. Su coronel Kurtz, se erige al final de la película en la encarnación del horror, la enajenación y la muerte que aguardan en el espesor de la jungla y de la mente humana. En cambio, las noticias que nos llegan desde el corazón de la Amazonia brasileña, no pueden resultar más esperanzadoras.

En mitad de la avalancha de cierres de bibliotecas, sobre todo en Reino Unido, donde ya van por las 200 y pico (y también mucho más cerca, como en Totana, donde han cerrado centros de lectura), gracias a la ONG Vaga Lume: las bibliotecas comunitarias se están desarrollando por los poblados más lejanos de la selva brasileña, y se están convirtiendo en luminosos signos de progreso, que disipan la oscuridad en la espesura.


Un total de 163 bibliotecas en diferentes comunidades, para las que se han formado voluntarios como cuentacuentos, y gracias a las cuales, muchas de las leyendas orales que conforman el patrimonio intangible de los pueblos del Amazonas, se están viendo impresos en cerca de 300 libros, que aseguran ese legado para las nuevas generaciones.


Hasta un Indiana Jones de pacotilla sabría que para adentrarse en la espesura, es indispensable un machete que abra sendero. En el Amazonas ahora, además, cuentan con los libros y la lectura para desbrozar las mentes de los más jóvenes. Pero, y en las junglas de asfalto de nuestras latitudes:


 ¿qué o quién desbrozará el camino para las bibliotecas?

Y abriendo las orejas a la llamada de la selva, rescatamos para el cierre al más tronado, delirante e histriónico hechicero que el rock ha dado: Screamin' Jay Hawkins y su I put a spell on you (Te he hechizado) tal como a nosotros nos gustaría hacer con nuestros usuarios, para asegurarnos el futuro.




Fuente: Infosur