martes, 10 de enero de 2012

Las viejas bibliotecas nunca mueren



De entre las iniciativas que pese a los tiempos que corren, surgen todavía por las bibliotecas de nuestro país, nos ha llamado la atención la creación dentro de la biblioteca pública de Peralta (Navarra), de la primera Rockoteca de la que tenemos noticia.

Uno de los integrantes del famoso grupo Barón Rojo y otro de Asfalto (José Antonio Campuzano “Serpa” y Julio Castejón, dos de esos rockeros que nunca mueren) fueron los encargados de inaugurar esta sección repleta de publicaciones de todo tipo, y por supuesto, grabaciones sonoras eminentemente rockeras. Con un nombre híbrido biblioteca-rock se ha denominado a la susodicha sección: En un lugar de la Marcha (como el título de un mítico album de Barón Rojo).

De esta asociación entre bibliotecas y músicos rockeros, poperos, hip hoperos, o cualesquiera otra tribu que queramos añadirle, ya hemos ido dando puntual crónica en sucesivas entradas (Sexo, drogas y tejuelos, Flow bibliotecario, ¿?*** me, I’m librarian), y tal y como comenta el responsable de la biblioteca Juan Manuel García, es una manera estupenda de atraer a público joven a las bibliotecas, y de diversificar nuestra oferta.

Desde aquí nos sumamos a este tipo de iniciativas: ¡¡Bibliotecas cañeras ya!!