miércoles, 9 de noviembre de 2011

Premio Nacional de Cómic 2011



Hay autores de cómics con una marcada personalidad, autores singulares, autores con estilos muy definidos, y luego está Santiago Valenzuela (San Sebastián, 1971) Su reconocimiento mediante la concesión a su obra Plaza elíptica del Premio Nacional de Cómic 2011, va perfilando cada vez más el creciente prestigio de un galardón que tras cinco ediciones, viene caracterizado por destacar autores y obras tremendamente personales dentro del apasionante cómic nacional (Bardín el superrealista de Max, Arrugas de Paco Roca, Las serpientes ciegas de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí, o El arte de volar de Antonio Altarriba y Kim)

Su dibujo de trazos cubistas, sus mundos narrativos de ribetes surrealistas, su imposible ubicación genérica o estilística, están haciendo que su serie Las aventuras del capitán Torrezno esté inaugurando un género nuevo. Un género intransferible que difícilmente creará imitadores más allá del legado que todo espíritu creativo, tan libre como el de Valenzuela, deja como poso en las nuevas generaciones de autores.

Y lo mejor de todo, es que la obra magna de Valenzuela está aún en pleno proceso de crecimiento, afianzando un universo en el que puedes perderte siempre que quieras visitando nuestra Comicteca.

Obras de Santiago Valenzuela en nuestro catálogo